Canción 260, Qué alegría cuando me dijeron

Qué alegría cuando me dijeron: ¡Vamos a la casa del Señor!

Ya están pisando nuestros pies, tus umbrales Jerusalén.

Jerusalén está fundada como ciudad bien compacta,

allá suben las tribus, las tribus del Señor.

Según la costumbre de Israel a celebrar el Nombre del Señor,

en ella están los tribunales de justicia, en el palacio de David.

Desead la paz a Jerusalén, vivan seguros los que te aman,

haya paz dentro de tus muros y en tus palacios seguridad.

Por mis hermanos  y compañeros voy a decir: “la paz contigo”;

por la casa del Señor nuestro Dios te deseo todo bien.

MIDI, Audio

Anuncios

Acerca de cbqmusic

Músico desde los nueve años, ahora tengo 23. Estudié Administración de Empresas en el ITCR, y trabajo en Procter & Gamble en la organización de Master Data.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s