Las Cien Ovejas

 

Eran cien ovejas que había en el rebaño, eran cien ovejas que amante cuidó,

pero una tarde al contarlas todas, le faltaba una, le faltaba una, y triste volvió.

 

Las noventa y nueve dejó en el aprisco,

y por las montañas a buscarla fue.

La encontró gimiendo, temblando de frío;

curó sus heridas, la tomó en sus brazos y al redil volvió.

 

Esta misma historia vuelve a repetirse, hay muchas ovejas que aún errantes van;

vagando en el mundo, sin Dios sin consuelo, sin Dios sin consuelo, y sin su perdón.

 

Las noventa y nueve…

 

Si tú eres la oveja que andaba perdida, y no conocías a Cristo Jesús,

hoy te traigo buenas nuevas de gran gozo,

que es el Evangelio que salva y perdona y nos da la paz.

 

Las noventa y nueve…

 

MIDI, Audio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s